Lunes - 15.Octubre.2018

La Flexografía

La Flexografía es un sistema de impresión en altorelieve. Es uno de los métodos más usados para envases, desde cajas de cartón, bolsas de papel, papeles higiénicos, periódicos, hasta bolsas o film plásticos (polietileno, polipropileno, poliester, etc). Además de su variedad de funciones y utilidades, es uno de los métodos de impresión más económicos con respecto al producto final, porque permite un mayor número de reproducciones a un menor costo. Nació hace medio siglo y la técnica requiere unas planchas flexibles, llamadas clichéo, de fotopolímero y se utilizan unas tintas líquidas fluidas de rápido secado por evaporación. Existen hasta diez colores diferentes además de los distintos acabados como barnices, (de máquina, alto brillo, o ultravioleta), laminación plástica y estampado de película. Con el nacimiento de la Flexografía, la función original de la bolsa, de transportar de manera económica y práctica una serie de productos, pasó a un segundo plano. En los años 70 despegó la tendencia a nivel general de las bolsas como formato publicitario. Hoy en día los empresarios han encontrado una forma rentable de plasmar su marca en las bolsas de plástico de su tienda y que esta bolsa sea la embajadora de la marca en manos de su consumidor. El diseño en las bolsas primero arrancó con procesos modestos de no más de 2 colores. Hoy en día es un arte y un negocio en auge. Los diseñadores estudian y analizan la marca, los requerimientos del cliente, se hacen estudios de mercado, se crea una estrategia de comunicación dependiendo de las necesidades del producto, etc. Pero además de los conocimientos sobre el publico objetivo y la imagen de marca, los diseñadores, necesitan trabajar con información precisa sobre el producto. Información técnica sobre, tipo de plástico, si es mono capa, laminado, o tri-laminado, el pigmento del material, la compensación, y un si fin de factores que se tienen en cuenta a la hora de realizar un trabajo impecable. Los empresarios que se unen a esta tendencia son conscientes que para captar la atención del cliente, el empaque debe ser impactante. Se debe estudiar el contenido psicológico, estético, y por definición de bolsa, ser funcional. En una bolsa se une, una idea, un color, una tipografía, las cuales unidas de la forma correcta generan un mensaje directo, preciso, y comunicacional. Con las bolsas de plástico, se consigue gran número de impactos publicitarios, en un material de alta duración, resistencia y 100% reciclable. Para que además de impactar, perdure.