Lunes - 23.Abril.2018

La bolsa de plástico de Coca- Cola

La bolsa de plástico de Coca- Cola.

Un video viral


explica el lanzamiento de un nuevo envase del refresco de cola más famoso del mundo en formato bolsa de plástico como respuesta a un problema de comercialización de este producto en El Salvador. Días más tarde la empresa desmiente esta información.

En El Salvador se comercializa exclusivamente la Coca-cola en el formato de botella de vidrio. El sistema de venta de la Coca-cola en este país se basa en que el consumidor tiene que pagar una fianza por llevarse el envase de vidrio fuera del establecimiento. Esta fianza es un pago reembolsable una vez se devuelva el envase al  mismo establecimiento con el fin de gestionar el reciclaje de las botellas. Por otro lado, el comerciante tiene que devolver todas las botellas al distribuidor en este caso, cocacola. Y es el comerciante el último responsable de esto, de no ser así, tiene que pagar por cada botella no devuelta. Esto supuso la necesidad de encontrar una solución mutua, ya que los consumidores no querían tener que molestarse en devolver el envase para recuperar su dinero. Y el comerciante no querían cargar con la responsabilidad de devolver las botellas al distribuidor. Además estas botellas que se compran para llevar acaban en muchos casos como residuos por la calle. Lo que implica una mayor carga de trabajo para las autoridades encargadas de recoger las basuras, además de complicar la labor de reciclaje, de estas botellas reutilizables.

La solución fue que el comerciante rellenara una bolsa de plástico genérica con el líquido de la Coca-cola y el consumidor la bebiera de la bolsa con la ayuda de una pajita. En el video que ronda por internet, se explica como Coca-cola, consciente de este problema, desarrolla la idea comercial de la "Coca-cola Bag", "una económica bolsa con la inconfundible y única forma de la silueta de la botella de vidrio de Coca-cola", "para disfrutar de la experiencia coca-cola sin que le cueste al consumidor ni un céntimo más".

Días más tarde, La empresa Coca-cola lanza un comunicado de prensa, en el que desmiente la existencia, fabricación, comercialización y distribución de el envase, ni en El Salvador, ni en ningún otro País. El comunicado, firmado por Gustavo Guillén, el que era, en ese momento, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Centroamérica, también aclara que la empresa en cuestión no tiene relación de ningún tipo con los creadores, y distribuidores de la obra de formato audiovisual que ha circulado por la red.